jueves, 1 de marzo de 2012

Robres y Pomar buscan un revulsivo desde el banquillo

En los últimos días se han producido novedades en dos banquillos del fútbol aragonés. El Robres, club monegrino que milita en Tercera División ha decidido cesar a Chemi Sobrevía y en su lugar se hace cargo del equipo José Ignacio Soler. Por su parte, el Pomar, conjunto que compite en el Grupo I de la Regional Preferente también ha cambiado de entrenador. En este caso, Diego Zuriguel deja el equipo mediocinqueño, y hasta final de temporada será Antonio Quesada el que intentará salvar del descenso a los oscenses.

La directiva del Robres encabezada por Fernando Ribas ha decidido destituir a Chemi Sobrevía como técnico del equipo. El entrenador afrontaba su segunda temporada al mando del conjunto monegrino tras haber conseguido la pasada campaña el ascenso a Tercera División por primera vez en la historia del Robres. Tras la derrota sufrida frente al Tauste en la última jornada liguera en Tercera, el conjunto oscense ha quedado situado a tan solo tres puntos de los puestos de descenso. El Robres comenzó de forma inmejorable la temporada, pero poco a poco ha ido entrando en una dinámica peligrosa y el hecho de haber sumado únicamente ocho puntos de los últimos treinta y tres en juego ha precipitado la situación. El sustituto de Chemi Sobrevía será José Ignacio Soler, un técnico con una dilatada carrera como futbolista, y que como entrenador ha dirigido recientemente a Andorra y Ejea. 

Otro equipo que también ha decidido cambiar de entrenador ha sido el Pomar, club que milita en la Regional Preferente. Los mediocinqueños descendieron la pasada temporada de Tercera División, y para este curso habían confeccionado un conjunto para luchar por la parte alta de la clasificación, pero nada más lejos de la realidad. El Pomar, con un partido menos que sus rivales, se encuentra solo dos puntos por encima de la zona de descenso a Primera Regional, y su marcha está siendo excesivamente irregular, capaz de lo mejor y lo peor en cualquier momento. Tras meses de incertidumbre, la junta directiva ha decidido tomar cartas en el asunto, y Antonio Quesada es el nuevo técnico del Pomar en sustitución de Diego Zuriguell. El nuevo inquilino del banquillo del equipo del Cinca Medio ha dirigido en las últimas temporadas a conjuntos como el Alcampell o el Tamarite.

El Monzón multado y el Isidro Calderón apercibido de cierre

Los incidentes que hubo tras el partido que enfrentó al Atlético Monzón y al Cuarte en el Isidro Calderón, y que finalizó con victoria visitante por 2-4 han costado caro al conjunto rojiblanco. El Juez Único de Competición y Disciplina Deportiva de Tercera División ha decidido apercibir al Atlético Monzón de la clausura de sus instalaciones deportivas en caso de volver a reincidir en hechos de similar naturaleza, y le sanciona con una multa de 600 euros. 

En el acta, el árbitro del encuentro recogió que se había producido una alteración del orden público, invasión del terreno de juego con presencia plural de aficionados del club Atlético Monzón, agresión física sufrida por el colegiado, la intimidación a jugadores del equipo rival, la pasividad de la directiva del club ante los hechos que se estaban desarrollando, que tuvo que ser compensada por la actuación del ayudante sanitario, el delegado y tres jugadores, así como las vejaciones que fueron objeto los colegiados. El comité también ha sancionado con dos partidos al auxiliar de Mario Vicien, Cristián Morillas, y con una semana de inhabilitación al masajista, Guillermo Alegre. También, se castiga con un partido a Xavi (expulsado durante el partido). Tras conocer este veredicto, la directiva montisonense no está de acuerdo con lo descrito por el árbitro en el acta y va a recurrir esta sanción.